El arte en las alturas

Un sueño hecho realidad

Cuando se habla de arte se piensa en algo promovido por instituciones culturales en las principales ciudades del país para personas de una condición económica alta o de iniciativas del Estado donde los logros son en pocos casos alentadores, y si nos referimos al arte para niños y jóvenes muy pobres en zonas alejadas del Perú se piensa en un sueño difícil de lograr.

Pero contra todo pronóstico y como si nos despertáramos de este largo y profundo adormecimiento, descubrimos en nuestro querido Ancash, en lugares lejanos y de difícil acceso con cientos de chicos de condición económica precaria, que desarrollan el arte con muy buenos resultados. Este esfuerzo es realizado por la Operación Mato Grosso (OMG) que dirige el padre Ugo de Censi, el cual desde su llegada al pueblo de Chacas en 1977 ha logrado un desarrollo impresionante en varias áreas, sobre todo en la educación y la salud.

El padre Ugo y los voluntarios de la OMG han conseguido que muchos chicos logren estudiar gratuitamente y luego puedan tener un trabajo digno sin necesidad de emigrar a las grandes ciudades.

Todo empezó cuando el padre Ugo viendo la necesidad de muchos niños muy pobres y que el altar de la iglesia de Chacas requería ser restaurado, pensó en hacer una escuela de talladores de madera y se dio cuenta de que los chicos aprendían bien y rápido. Luego surgieron las cooperativas para agrupar a los egresados y con el transcurrir de los años se ha logrado hacer el primer milagro: el arte en la madera, ver que los trabajos son exportados a mercados tan exigentes como Italia y Estados Unidos es verdaderamente increíble. Estas escuelas y cooperativas se hallan dentro de nuestra región en Chacas, Pomallucay, Llamellín, San Luis, Chaccho, Yauya, Pacarisca, Tauca, Ticllos, Corpanqui y Yungay.

Pero idéntico resultado se ha obtenido en las escuelas de tejido y bordado en lugares como Chalhua, Sapcha, San Luis, Wecroncocha, Tinti, San Martín y Huaypan. Además se han podido hacer escuelas de escultura y pintura en Chacas, de canto en Yanama, de arte en vidrio y de restauración en Tauca, de escultura en piedra en Jangas, entre muchas otras.

Ahora no solo debemos estar orgullosos de nuestros blancos nevados, especialmente del Huascarán, de nuestro Chavín de Huántar, de nuestras hermosas lagunas, entre otras maravillas de nuestra linda tierra. Ahora somos la región donde el arte se está volviendo un icono del turismo y del desarrollo económico de muchas familias.

Estimado lector, lo que le hemos contado no es un sueño, es una realidad que está dando que hablar y donde el centro de todo este movimiento está en nuestro querido Chacas, que usted puede apoyar difundiéndolo y adquiriendo estas obras de arte que, además de hermosas, permiten el desarrollo de nuestro pueblo.”

Leave a Comment